Monta una caseta de madera al lado de su casa y la alquila a 900 euros/mes: bienvenidos a Islas Baleares

Se alquila en Algaida, a 26 km de Palma de Mallorca, y es un ejemplo más del panorama actual en el mercado del alquiler español, especialmente problemático en las zonas de gran interés turístico.

Caseta de madera en alquiler en Algaida, Islas Baleares

Actualizado: 22/02/2024 20:39

Actualizado: 22/02/2024 20:39

¿Pagarías 900 euros al mes por vivir en una caseta de madera? Pues si lo deseas ahora puedes hacerlo, porque en Algaida, municipio de la isla balear de Mallorca situado a medio camino entre la ciudad de Palma y Manacor, se está ofertando esta vivienda que incluye salón/dormitorio, cocina, 1 baño y una terraza, para un total de 50 metros cuadrados construidos, según el anunciante.

El anuncio puede verse en el portal inmobiliario idealista, con el título «Alquiler de Casa o chalet independiente en calle Son Redo», y en él se advierte a los interesados de que el alquiler será de máximo 11 meses. Por lo que se puede intuir en la única imagen en la que se ve la caseta (el dueño no muestra ninguna por dentro), parece estar situada en la misma finca que la casa principal, con la que seguramente compartirá esa terraza de la que sí se muestran varias fotos.

Captura del anuncio de la caseta en idealista.
El anuncio de la caseta en idealista.

Imposible alquilar por menos de 800 euros

Algaida cuenta con poco más de 6000 habitantes, y su situación en la isla lo convierte en un lugar muy interesante para vivir, con un gran núcleo urbano como es Palma a media hora en coche. Sin embargo, en la actualidad es prácticamente imposible alquilar a un precio razonable (teniendo en cuenta el poder adquisitivo de un ciudadano español). En estos momentos no hay ninguna vivienda por debajo de los 800 euros mensuales, y la mayoría superan los 1000 euros.

Si nos vamos a la ciudad de Palma, apenas se puede encontrar algo por menos de esos 800 euros, y la mayoría oscilan entre los 900 y los 3000 euros, dependiendo de la zona.

El turismo, un factor añadido

La situación en las islas, y especialmente en Baleares, se agrava con el comienzo de la temporada alta de turismo, aunque sus efectos son evidentes durante todo el año. En muchos casos las viviendas están destinadas a turistas extranjeros que desean vivir en la isla durante unos meses, por lo que los propios ciudadanos lo tienen más complicado para encontrar un lugar que alquilar.

Continúa tras el anuncio

Los alquileres vacacionales y de temporada son la tónica habitual, y muchos ciudadanos de la islas se ven obligados a recurrir a ellos ante la escasa oferta de alquileres permanentes, con los inconvenientes que esto presenta. No solo en cuanto a precio, sino en cuanto a estabilidad, y es que cuando finaliza el contrato temporal, en la mayoría de los casos o bien no se renueva, o bien el precio sube todavía más.

En uno de los programas de LaSexta Xplica, un portavoz de Stop Alquileres Abusivos en Islas Baleares revelaba el caso de un grupo de profesores viviendo en coches o acampando en la playa ante la imposibilidad de conseguir una vivienda digna a un precio accesible en las islas, a pesar de estar ejerciendo actividad laboral.

Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios