Edificio en la Calle del Botánico, Valencia.

Actualizado: 22/02/2024 20:07

Actualizado: 22/02/2024 20:07

Un usuario de la red social X (antes Twitter) ha expuesto su particular situación como inquilino, y su publicación ha superado ya los 4 millones de reproducciones. Diego, como así se llama el joven, vivía en un piso alquilado en Valencia capital, pero se ha visto obligado a abandonarlo por no poder afrontar la subida del alquiler que le proponía el nuevo propietario del inmueble. Una subida que, con la actual Ley de Vivienda en mano, es ilegal.

Hasta ahora, Diego pagaba 690 euros mensuales de alquiler, pero el nuevo arrendador, que adquirió el piso en el año 2022 como inversión con el inquilino todavía dentro, decidió proponerle en septiembre de 2023 una importante subida de la cuota. En concreto, el alquiler subiría a 850 euros al mes, es decir, 160 euros más de lo pagaba, o lo que es lo mismo, 1920 euros más al año.

Publicación del usuario @kyini en X.
La publicación de un inquilino que relata su caso con el nuevo propietario del piso. Imagen: (@Kyuni en X).

Una actualización ilegal

Cuando el propietario le dijo que el inmueble «no era rentable para él» y que por tanto tenía que subirle el alquiler, este le comentó que esa actualización era ilegal. Y así es; la mencionada Ley de Vivienda contempla para el año 2024 un tope del 3% en las actualizaciones de las cuotas de alquiler, aunque en 2023 ese tope era del 2%. Un máximo que es de obligado cumplimiento por los propietarios. En este caso, si el usuario del piso pagaba un alquiler de 690 euros, la subida máxima podría haber sido de 13,80 euros, lejos de los 160 euros que proponía el nuevo casero.

En ese momento, según el inquilino, el propietario le dijo que si no le subía el alquiler, su hija podría necesitar el piso pronto. Un supuesto que efectivamente está recogido en la Ley de Arrendamientos Urbanos, por el que en el caso de que el casero necesitase la vivienda para un familiar de primer grado de consanguinidad (hijo o hija), tendría derecho a desalojar al inquilino siempre que se cumpliesen los requisitos necesarios y se demostrase que la necesidad es real.

El piso ahora se alquila por un 62% más

Finalmente, Diego, el protagonista de esta historia, abandonó el piso. Y por ahora, parece que la hija del propietario no lo necesita, ya que el piso puede encontrarse anunciado para alquilar. Eso sí, con un precio bien distinto: de los 690 euros que pagaba Diego en 2023, a los 1100 euros por los que se anuncia actualmente, es decir, un aumento del 62%.

Continúa tras el anuncio
Anuncio del piso en alquiler
El piso se encuentra dispinible para alquilar en los habituales portales inmobiliarios.

El inmueble está situado en la calle El Botànic de Valencia, tiene una habitación y una superficie de 60 metros cuadrados.

Últimos artículos
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios