El precio de la vivienda usada, a menos de un 3% de alcanzar su precio máximo histórico

Comprar una vivienda usada en España es un 7,2% más caro que hace un año. Canarias y Madrid lideran la subida mes a mes.

Una pareja con lasllaves de su nuevo piso.
Continúa tras el anuncio

El precio de la vivienda usada continúa aumentando en este 2024. En febrero se ha producido una subida del 0,4% de media en España, según datos de idealista, lo que se traduce en un 7,2% más respecto a febrero de 2023. De esta manera, el precio del metro cuadrado se sitúa en los 2.056 euros en el territorio nacional.

Esta nueva subida nos deja otro titular, y es la aproximación (desde que idealista recoge datos) al récord histórico del precio de la vivienda usada establecido en el año 2007, cuando marcó los 2.115 euros/m2. Solo un 2,8% separa a ese precio del actual.

¿En qué Comunidades sube más el precio de la vivienda usada?

Canarias y Madrid son las Comunidades Autónomas con las subidas de precio en vivienda usada más acusadas, con un 1,5% y un 1,4% más respecto al mes de enero. En Murcia, Baleares y Extremadura también se ha visto una subida superior al 1%, mientras que Aragón, Euskadi, Castilla y León o Galicia son algunas del grupo de 13 Comunidades en total en las que se ha producido una subida del precio. En Navarra (-0,6%), Cataluña (-0,2%) y Asturias (-0,1%) el precio ha caído ligeramente, mientras que en el resto de regiones se ha mantenido estable.

Las Comunidades Autónomas con el precio de la vivienda usada más elevado son las Islas Baleares, con 4.191 euros/m2, y Comunidad de Madrid, con 3.292 euros/m2, mientras que las siguientes en la lista (Euskadi, Canarias, Cataluña y Andalucía) tienen un precio por metro cuadrado inferior a los 3.000 euros. Por su parte, Castilla-La Mancha y Extremadura son las dos únicas autonomías en las que el precio del metro cuadrado en vivienda usada no supera los 1.000 euros, por ahora.

Continúa tras el anuncio

¿Seguirá subiendo la vivienda de segunda mano?

Como es normal, la pregunta más frecuente entre propietarios, potenciales compradores e incluso inquilinos es si la tendencia seguirá el mismo patrón al alza a lo largo del año, o si llegaremos a un punto de estancamiento y, posteriormente, un cambio en el mercado que haga bajar los precios. Si observamos el momento actual y la subida de los últimos años, que prácticamente no ha parado desde 2017, lo cierto es que no parece que la tendencia se vaya a revertir en el corto plazo.

Gráfica de variación de precios de la vivienda usada de Idealista desde que recoge datos hasta hoy.
La gráfica muestra la evolución del precio de la vivienda usada desde que se recogen datos hasta la actualidad. Fuente: idealista.

Puede que veamos un cierto estancamiento, pero será difícil ver una bajada cuando se están creando menos viviendas de las necesarias si comparamos construcción frente al número de hogares nuevos que se forman en España. Además, pese a lo positivo de las ayudas para la compra de vivienda, que pueden facilitar el acceso a inmuebles en propiedad a miles de familias, esto también puede ser un arma de doble filo, ya que si no aumenta la oferta y cada vez hay más demanda, es complicado que los precios bajen.

Imagen de pressfoto en Freepik.

Suscríbete
Notificación de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios