Prohibir la compra de vivienda a extranjeros, la medida extrema de Canadá para asegurar un techo a sus ciudadanos

Desde 2022, los inversores extranjeros no puede comprar vivienda en el país norteamericano, una medida que se alargará hasta al menos 2027.

Casa a la venta en Canadá

Actualizado: 22/02/2024 20:07

Actualizado: 22/02/2024 20:07

Desde 2022, el Gobierno de Canadá prohíbe a los inversores extranjeros la adquisición de vivienda en su territorio. La Ley de Prohibición de la Compra de Propiedades Residenciales por No Canadienses tiene como objetivo asegurar la accesibilidad a la vivienda a los ciudadanos canadienses, un problema que está muy presente en Canadá pero también en países como España, en donde los españoles deben destinar cada vez más porcentaje de su renta para comprar un inmueble en el que vivir.

Ahora, el Gobierno canadiense ha decidido prorrogar esta medida dos años más, de forma que la prohibición se alargará hasta al menos el 1 de enero de 2027. Una ley que, según los mandatarios del país, llegó para contrarrestar el aumento de capital extranjero que había estado entrando en los últimos años para invertir en bienes raíces, lo que habría encarecido y dificultado más la compra de inmuebles por parte de los residentes.

Soluciones extremas ante problemas extremos

No cabe duda de que el hecho de literalmente prohibir la compra de propiedades a inversores extranjeros es una medida extrema, aunque tampoco hay dudas de que el problema de la vivienda también está llegando a niveles extremos. Que un ciudadano no pueda acceder a una vivienda asequible en su país ni siquiera teniendo un trabajo nos da pistas de cuál es la situación. Así lo explica Chrystia Freeland, vice primera ministra y ministra de Finanzas de Canadá:

«Las casas son para que vivan los canadienses y los extranjeros no deben utilizarlas como una clase de activo financiero. Estamos utilizando todas las herramientas posibles para hacer que la vivienda sea más asequible en todo el país, incluso ampliando la prohibición de propiedad extranjera de viviendas en Canadá».

Chrystia Freeland, ministra de Finanzas de Canadá.

La prohibición afecta a todos los inversores extranjeros, lo que incluye desde fondos inversores o fondos buitre de capital extranjero hasta pequeños inversores.

En el caso de extranjeros particulares hay ciertas excepciones, como en el de aquéllos con permisos de trabajos temporales, solicitantes de asilo o estudiantes que se desplazan al país norteamericano a cursar sus estudios. En esos casos, podrán tener derecho a adquirir una propiedad si cumples los requisitos establecidos.

Continúa tras el anuncio

El coste de la vivienda sigue en aumento, aunque se espera una estabilización

A pesar de esta medida, el precio de la vivienda en Canadá ha aumentando un 5% a lo largo del año 2023. Sin embargo, diciembre marca una nota positiva, con una reducción del 1,7% respecto al mes de noviembre. Actualmente, el precio medio de una vivienda en Canadá se sutía, al cambio, en los 452.000 euros.

En España, la subida del precio de la vivienda alcanzó el 4,7% en 2023, el mayor aumento de los últimos seis años, como apuntaban desde Cinco Días. Adquirir un piso de 90 metros cuadrados tiene ahora un coste en promedio de 140.000 euros. Durante 2024 se espera una estabilización de los precios, aunque la escasez seguirá siendo un problema generalizado en el país, especialmente en los grandes núcleos urbanos, lo que también hará que los precios del alquiler continúen al alza.

Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios