Regulación de los alquileres temporales

Actualizado: 22/02/2024 20:09

Actualizado: 22/02/2024 20:09

Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Derecho a la Vivienda en el año 2023, el panorama de los alquileres ha sufrido un cambio drástico. Medidas como la limitación de la actualización del precio del alquiler, que en 2024 no deberá ser superior al 3%, han hecho que muchos arrendadores hayan buscado alternativas para no verse perjudicados. Y la alternativa estrella no es otra que la de los contratos de alquiler temporal.

La clave es que algunas de las normas de la Ley de Derecho a la Vivienda no son aplicables a los alquileres temporales, por lo que, por ejemplo, en este tipo de contratos no se establece ninguna limitación de la renta. Así, lo que se está haciendo por parte de algunos propietarios es alquilar viviendas bajo contratos de temporada, pero en la práctica se corresponden más con la figura de alquiler permanente. Y ante la falta de oferta y con los precios disparados, especialmente en las zonas tensionadas, muchos inquilinos optan por aceptar las condiciones antes que arriesgarse a quedarse sin techo.

La intención del Ministerio de Vivienda es la de regular los contratos temporales, como ya se apuntaba el pasado mes de diciembre, para evitar esta deriva del mercado del alquiler que en muchos casos bien podría considerarse un fraude.

Regulación ante el gran aumento de los alquileres temporales

Las consecuencias son fáciles de comprobar si nos vamos a las estadísticas. Según idealista.com, los contratos de alquiler temporal han aumentado un 58% en el último trimestre de 2023 respecto al mismo periodo de 2022, mientras que los alquileres de vivienda habitual han caído un 15%. Las cifras hablan por sí solas, y todo hace indicar que la tendencia seguirá en la misma línea durante los próximos meses, especialmente en zonas de gran demanda y poca oferta, las zonas más tensionadas.

Así, la intención de Vivienda es la de entrar cuanto antes a regular la situación, que incluso podría pasar por la eliminación de este tipo de contratos. Por el momento se mantienen conversaciones entre el Ministerio, inmobiliarias y sindicatos de inquilinos, y se espera que el próximo mes de febrero haya nuevas sesiones de trabajo entre las partes interesadas.

Continúa tras el anuncio

El sector inmobiliario, en contra de la eliminación del contrato temporal

Tal y como informa La Vanguardia, desde el sector inmobiliario se estaría de acuerdo con una intervención para regular los alquileres temporales en los casos en los que no se utilicen de forma adecuada, pero insisten en que estos tipos de contratos de alquiler no deberían eliminarse en ningún caso.

Los alquileres temporales o alquileres de temporada son un tipo de contrato de alquiler en España, recogidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), y son considerados como «arrendamientos para uso distinto del de vivienda». Es decir, están destinados a casos en los que el inmueble no vaya a ser la vivienda habitual del inquilino, sino que su uso será circunstancial. El ejemplo más claro es el de los estudiantes o profesores, que alquilan viviendas durante el año escolar y los abandonan al finalizar, o también las personas que alquilan de manera temporal una vivienda para sus vacaciones.

El problema viene con que al considerarse dentro de ese marco de usos distintos al de vivienda, este tipo de contratos comparten condiciones con, por ejemplo, los contratos que se realizan para un alquiler de un local comercial en el que se va a ejercer una actividad. Por esto, algunas inmobiliarias proponen una revisión de la LAU de forma que se especifiquen detalladamente los términos del alquiler de temporada.

Últimos artículos
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios