Pantomima agente inmobiliario

Actualizado: 22/02/2024 20:12

Actualizado: 22/02/2024 20:12

Desde finales de mayo la ley prohíbe en España que las agencias inmobiliarias cobren por sus servicios a los arrendatarios. Como indican los expertos, los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato son siempre a cargo del arrendador, siendo esta una normativa aplicable a nivel nacional.

Como no podía ser de otra manera, cuando esta medida se aprobó, las inmobiliarias rápidamente pusieron el grito en el cielo, un clamor que se extendió a través de ciertos medios durante las primeras semanas de la ley:

Ahora, medio año y varias decenas de denuncias después, la cosa ha cambiado un poco. No solo porque los del traje y la gomina ahora se hacen llamar «personal shoppers inmobiliarios» para justificar su comisión o porque se inventen servicios absurdos para saltarse a la torera la ley o que se escuden en el desconocimiento del sector para seguir ordeñando al inquilino (que ya me dirás qué desconocimiento: no le cobres al arrendatario. Fin). Pues no solo eso. No señor. Hay un nuevo plot twist que seguro que dejará con el culo torcido a más de uno.

De los creadores de «no soy agente inmobiliario soy property hunter» y de «¿nueva ley? Me acabo de enterar» llega el «¡Ahora sin comisiones!» Y es que, ¿por qué dejar que una ley comonista te estropee una ocasión de hacer marketing de cursillo? Porque no, no es que la ley te prohíba cobrarle una comisión al inquilino, sino que tú, como profesional de los llaveros con etiquetas y el contrato fotocopiado del 2003, decides hacer ese regalito al inquilino. Una palmadita, un guiño, un «campeón a esta invito yo». Oye gracias, fiera, titán, monstruo. Es el «no me dejas tú, te dejo yo a ti» aplicado al sector de las inmobiliarias.

Es fácil dar con muestras de este homo inmobiliaris perdonavidas campando a lo largo y ancho de Idealista, especialmente en anuncios de Madrid y Barcelona (¿dónde si no?):

Continúa tras el anuncio

¿Es para tanto?

Aquí uno podría pensar «bueno, solo son las inmobiliarias haciendo lo que mejor saben hacer: márketing barato». Ahora bien, la cosa va un poco más allá. Al fin y al cabo aquí solo puede haber tres supuestos y ninguno es bueno.

Por un lado, podría pasar que las agencias directamente piensen que los inquilinos son imbéciles. «¡Ahora sin comisiones!» Qué guay oigan. Gracias. ¿Que ahora es ilegal cobrar al arrendatario? Pues nada, aquí paz y después gloria: abran el paraguas porque está empezando a llover. El clásico marketing equiparable a:

  • Piso cardiosaludable = quinto sin ascensor.
  • Con muchas posibilidades = se cae a trozos.
  • Piso íntimo y acogedor = zulo.
  • Oportunidad inversores = no es para que tú vivas, es para que vivan otros.
  • Reformado = literalmente el mueble de baño más barato de Leroy.

Lo clásico del mundillo, vaya.

Por otro lado, podemos pensar que hay una serie de inmobiliarias buenas y creativas que, después de ver como casi la mitad de sus colegas de profesión sigue cobrando la comisión ilegal al inquilino han optado por una solución diferenciadora: «¡Nosotros NO te cobramos la comisión!» «¡Nosotros NO somos como el resto del sector!».

Continúa tras el anuncio

Sin embargo esto no hace más que demostrar que tras varios meses con la nueva ley, la inmobiliaria que no cobra comisiones es la llamativa. Es la que ofrece el «extra» al inquilino. Es la que tiene la mejor oferta, la que es capaz de diferenciarse. En otras palabras: en el país de los ciegos el tuerto es el rey.

Por último, también podemos pensar (porque no queremos hacer pagar a justos por pecadores) que puede haber una resistencia de inmobiliarias honestas que, suponiendo que el inquilino desconoce por completo la aplicación de la nueva ley, tienen a bien informarle de que ahora ya no cobran. Recordemos que hay «agencias inmobiliarias que por desconocimiento no están sabiendo aplicar la ley«, por lo que cabe pensar que buena parte del inquilinato tampoco se habrá enterado de que la comisión es ilegal. A fin de cuentas, si la gente fuera lista sería arrendadora, no arrendataria.

Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios