Cómo funciona la compra online de Leroy Merlin: devoluciones, gastos de envío y más

Leroy Merlin ofrece una experiencia de compra sencilla, con formas de entrega adaptadas a las necesidades del usuario y una política de devoluciones de hasta 100 días naturales.

Actualizado: 22/02/2024 20:18

Actualizado: 22/02/2024 20:18

En la era digital, la compra online se ha convertido en una tendencia en alza que ofrece comodidad y accesibilidad a los consumidores. Leroy Merlin, reconocida plataforma líder en artículos para el hogar y la construcción, no se queda atrás. De hecho, suele ser uno de los portales que, con más frecuencia, visitan aquellos que quieren localizar muebles de baño baratos o que necesitan actualizar cualquier otra estancia de la vivienda y que prefieren invertir en objetos de primer uso frente a recurrir a webs especializadas en la venta de muebles de segunda mano.

Cómo hacer un pedido online en Leroy Merlin

Como suele ocurrir con la mayoría de las tiendas online, para poder realizar un pedido, es necesario, previamente, haberse registrado como cliente en el Club Leroy Merlin. Así, se agiliza el proceso de compra ya que guardan los datos de cada usuario para evitar tener que introducirlos en futuras compras, se podrá consultar en el área personal el estado de los pedidos actuales y anteriores y se podrá hacer uso canjear cheques descuentos.

Los pasos para realizar este proceso son relativamente sencillos y se concretan en los siguientes:

  • Desde su página principal hay que pulsar en el botón de “Iniciar sesión” situado en la parte superior derecha.
  • En la siguiente página, se introduce una dirección de correo electrónico, ya sea para iniciar sesión o para registrarse, y se pincha sobre «Continuar».
  • Si ya se contaba con un usuario, se iniciará sesión mientras que, si no era el caso, nos aparecerá una pantalla de registro.
  • Será necesario elegir entre particular o empresa y, simplemente, habrá que rellenar los datos necesarios (Nombre, Apellidos, DNI, Email y Contraseña).
  • Se pulsa sobre el botón “He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad” y, a continuación, se clica en “Registrarme”.

Una vez se ha generado un usuario, el proceso de compras es relativamente sencillo y, básicamente, consiste en explorar el catálogo disponible e ir añadiendo elementos y productos al carrito. No obstante, conviene seguir unas pautas que enumeramos:

  • Seleccionar tienda física. Arriba la derecha de la barra de búsqueda se sitúa el botón Mi Tienda, en el que se puede elegir el centro de Leroy Merlin más cercano.
  • Explorar el catálogo. Debajo de la barra de búsqueda se sitúa la pestaña de Productos. Al seleccionarlo, se despliega el listado de ofertas que ofrece la marca, categorizadas por tipos (iluminación interior, iluminación exterior, jardín…).
  • Uso de filtros. Dentro de cada categoría, se pueden establecer filtros de búsqueda que permiten eliminar aquellos objetos que, por el momento, no son de interés.
  • Ficha de producto. Al elegir un determinado item, se despliega su ficha de producto, en la que se pueden comprobar todas las características del mismo.
  • Añadir productos al carrito. Una vez localizados los productos deseados, es necesario añadirlos al carrito de compra, indicando el número de cada uno que se desean.
  • Tramitar pedido. Se trata del proceso previo al pago y se realiza una vez que ya se han elegido y añadido al carrito todos los productos que se van a comprar. Ahora será necesario elegir la dirección de entrega o, en caso de así desearlo, elegir la tienda a la que se podrán acceder a recoger los productos una vez sean entregados (un proceso homólogo al que ofrece Ikea).
  • Proceso de pago. Leroy Merlin ofrece opciones de pago seguras para garantizar una transacción sin problemas:
    • Tarjeta bancaria de débito o de crédito.
    • Financiación online.
    • PayPal.
    • Bizum.
  • Confirmación del pedido. Tras realizar el pago, llegará una confirmación del pedido con los detalles y el número de seguimiento. Este número permitirá rastrear la compra durante el envío.

Cómo conocer el estado del pedido en Leroy Merlin

Una vez se ha realizado el pedido, este pasa por los siguientes estados que informan al comprador sobre los tiempos y plazos que restan hasta que los productos lleguen a su domicilio:

Continúa tras el anuncio
  • Pago en espera. El pedido se ha creado correctamente pero no ha sido pagado aún.
  • Confirmado. El pedido se ha creado correctamente, está pagado y listo para gestionar su preparación si hay stock disponible de todos los artículos.
  • En preparación. Se ha preparando el pedido para ser entregado a la agencia de transporte correspondiente.
  • Disponible en tienda. El pedido ya está preparado para ser recogido en la tienda elegida.
  • En reparto. El pedido lo tiene la agencia de transporte y ya va de camino a domicilio.
  • Entregado. El pedido ya ha sido entregado por la agencia de transporte.
  • Anulado. El pedido ha sido anulado.

Qué gastos de envío y tipos de entrega tiene Leroy Merlin

Leroy Merlin ofrece tres tipos de entrega:

  • Envío a domicilio desde el almacén.
  • Envío a domicilio desde tienda.
  • Recogida en tienda.

Es necesario matizar que la mayoría de los productos enviados a casa se entregan en la puerta del domicilio, excepto algunos productos muy voluminosos y pesados (se especifica en la ficha del producto) que se entregan a pie de vehículo. Para estos casos, es posible contratar un servicio extra durante el proceso de compra.

Como gastos de envío, existen distintos tipos en función del tamaño, el peso y el lugar de envío:

  • Recogida en tienda. Gratis.
  • Envío a domicilio.
    • Para paquetes inferiores a 10kg y dimensiones menores a 1.90m: 3,90€ – 7,90€.
    • Para paquetes entre 10kg y 20kg y dimensiones menores a 1.90m: 9,90€ – 13,90€.
    • Para paquetes inferiores a 40kg y dimensiones menores a 1.90m: 19,90€ – 24.90€.
  • Para pedidos voluminosos.
    • Inferiores a 500kg y dimensiones mayores a 1.90m: 49,90€ – 59,90€.
    • Superiores a 500kg y dimensiones mayores a 1.90m: 99,90€ – 119,90€.
  • Coste de acarreo. 30€.

Aun así, es importante subrayar que la tienda también ofrece promociones y ofertas especiales que incluyen envío gratuito en determinadas condiciones.

Política de devoluciones de Leroy Merlin

Leroy Merlin comprende que las necesidades de los clientes pueden cambiar, y por eso ofrece una política de devoluciones clara y amigable:

Continúa tras el anuncio
  • Plazo máximo de 100 días naturales desde la entrega de la mercancía previa presentación del tique o factura que sirve como justificante de la garantía.
  • La devolución del importe se realiza en la misma forma de pago en que se efectuó la compra.
  • El producto y el embalaje original deberán estar en perfecto estado y contener todos los accesorios originales. Por ello, de nuevo, es necesario conservar las cajas en que pudiera venir embalado hasta que transcurran esos 100 días naturales que cubre el proceso de devolución.
  • Válido para toda la mercancía excepto: la solicitada a medida, la manipulada o la tratada; la pedida específicamente sobre catálogo y la que no sea apta para ser devuelta por razones de protección de la salud o higiene una vez desprecintada.
  • Gastos de transporte/instalación no serán objeto de devolución.

Por otro lado, es necesario decir que el proceso de devolución se puede realizar tanto físicamente en una de sus tiendas como a través de su web. En este último caso, el procedimiento será como sigue:

  • Entrar al “Área Personal” y hacer clic en “Pedidos y devoluciones”.
  • Selecciona el pedido a devolver.
  • Hacer clic en el botón “Escribir al vendedor”.
  • Dentro de la conversación, seleccionar el motivo de la devolución.
  • A partir de ese momento, se disponen de 14 días para devolver el producto según las indicaciones que Leroy Merlin haga llegar.

¿Se puede devolver un producto si lo has desembalado?

Sí, Leroy Merlin permite la devolución de productos incluso si han sido desembalados, siempre y cuando cumplan con las condiciones establecidas en su política de devoluciones. Esto excluye, por tanto, a los siguientes:

  • Los spa instalados.
  • Las cortinas de ducha.
  • La ropa de cama (por motivos de higiene y de salud).
  • Los productos que caduquen.
  • Los cristales rotos de las mamparas (por un uso indebido o incorrecto por parte del consumidor).
  • Productos confeccionados conforme a las especificaciones del consumidor o claramente personalizados como mercancías a medida, manipuladas o tratadas.
  • Productos precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega.
  • Las peticiones de reparación a domicilio del consumidor.
  • Productos a medida.
  • Cerámica.
  • Las tapas de WC (una vez abierto el envoltorio).
  • Los aparatos que empleen refrigerantes o gases fluorados (aires acondicionados, etc.).
  • Aparatos a gas (caldera, calentadores, etc.).

Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios