Parqué decorativo

Actualizado: 22/02/2024 20:10

Actualizado: 22/02/2024 20:10

Según va pasando el tiempo el aspecto y el estado de los suelos de madera se va deteriorando. La luz solar, el polvo, los productos de limpieza, las mascotas, el roce de los muebles… Al final todos estos elementos terminan pasando factura al parqué y es necesario llevar a cabo un mantenimiento intensivo para que recupere su esplendor original.

Este mantenimiento se conoce como acuchillado y hoy vamos a explicarte en qué consiste, cuánto cuesta, cuánto tiempo lleva y cómo abordar este proceso en un piso de alquiler.

En qué consiste el acuchillado de parqué y qué beneficios tiene

Antiguamente acuchillar el parqué consistía en emplear una serie de cuchillas y rasquetas para eliminar las imperfecciones de la madera. Hoy en día este método artesanal ha dejado paso a las lijadoras industriales, las cuales han demostrado ser mucho más efectivas en este proceso de enlucido. A mayores, después de este lijado, el «acuchillado» de parqué se complementa con una serie de barnices, tintes y protectores especiales con los que la madera terminará de recuperar su vitalidad original.

Si estás pensando en contratar un servicio de acuchillado de parquet, el proceso va más o menos así:

  • Primero se retiran todos los muebles de la superficie a acuchillar. Pueden guardarse en un trastero o en los baños y la cocina.
  • También las puertas deben desmontarse y retirarse. Lo mismo que las cortinas o elementos de las paredes que puedan estropearse con el polvo.
  • A continuación se protegen zonas sensibles y se retiran tanto los zócalos como esas juntas que pueda tener el suelo.
  • Después hay que limpiar bien todo el suelo y barrer con paciencia.
  • En este punto empiezan los distintos lijados, los cuales se realizarán con una máquina industrial y lijas de distintas graduaciones.
  • Lo habitual es realizar, como mínimo, dos o tres pasadas diferentes. Primero con una lija más gruesa y luego con lijas más finas con las que lograr un buen acabado. Para las esquinas y las zonas próximas al rodapié se usará una máquina lijadora especial.
  • Es fundamental eliminar todo el polvo entre pasada y pasada.
  • Tras el acuchillado se aplicarán distintas capas de barniz. Este barniz puede contener componentes especiales como tintes y protectores varios.

Aunque depende mucho de cada caso, lo habitual es que el acuchillado de parqué se realice cada diez o quince años. Hay que tener en cuenta, eso sí, que cada vez que acuchillamos el parqué este pierde entre uno y dos milímetros de grosor dependiendo de lo intensa que sea la renovación.

Continúa tras el anuncio

La parte positiva es que la madera recuperará su aspecto original, eliminando tanto el barniz viejo como toda la suciedad acumulada en la madera. Si se hace bien, el resultado final será casi como si hubiéramos instalado un nuevo suelo de parqué.

Importante comentar que si tu suelo es de tarima o madera chapada, este no admitirá un acuchillado tan intenso como el que sí que cogería un suelo de parqué. Por norma general los suelos de tarima no pueden acuchillarse ya que no son de madera maciza: únicamente tienen una capa superior de madera natural. Si este es tu caso, que sepas que solo podrás pulirlos una o dos veces y siempre con mucha más delicadeza que un suelo de parqué genuino.

Cuánto se tarda en acuchillar el parqué

Nuevamente, la duración del proceso de acuchillado de parqué depende de numerosos factores, entre los que se cuentan el tamaño de la superficie a acuchillar y la complejidad del trabajo. Aún así, lo habitual es que el proceso no se demore más allá de una semana. Una vez se empieza con el acuchillado, hay que calcular los siguientes tiempos:

  • Entre un día y dos para retirar muebles y puertas.
  • Entre un día y dos para acuchillar (lijar/pulir) todo el suelo.
  • Entre dos y tres días para el barnizado. Más en caso de que sea un barniz especial con un tiempo de secado prolongado.

Indicar aquí que si el acuchillado se realiza en un piso vacío, el proceso puede agilizarse en un día o dos. El barnizado también es susceptible de acelerarse si optamos por dar menos capas, si bien siempre habrá que respetar los tiempos de secado.

Decir también que el acuchillado de parqué no es algo que pueda hacerse de un día para otro. Los buenos profesionales del acuchillado de parqué no abundan y por lo general suelen tener una agenda bastante repleta. Así, lo normal sería que te dieran cita para dentro de, como poco, uno o dos meses. Aunque, como es lógico, estos tiempos pueden varían en función de la ubicación. No es lo mismo contratar un servicio de acuchillado de parquet en Madrid que en Santiago de Compostela.

Continúa tras el anuncio

Cuánto cuesta acuchillar el parqué

El coste del acuchillado de parqué varía en función de diversos factores, siendo el tamaño de la superficie a acuchillar el más determinante. También el estado del suelo y el tipo de acabado influyen: no es lo mismo tratar un suelo estropeado por la humedad que el pulido simple de un parqué dañado por el sol.

Dicho esto, y atendiendo a precios del sector como los que muestra Woodmagik, lo normal es que el acuchillado se sitúe entre los 20 y los 25 euros más IVA por metro cuadrado. A estos importes habría que añadir extras como el barniz o el acabado, los cuales podrían elevar el precio hasta los 30 euros más IVA por metro cuadrado.

Para que tengas una referencia, acuchillar el parqué de un piso de 80 metros cuadrados costaría entre 1000 y 1500 euros. Lo que hemos hecho ha sido tomar solo los metros útiles y restarle la superficie de baño y cocina. Tendríamos así 50 metros cuadrados para acuchillar. Si los multiplicamos por entre 20 y 30 euros, ahí tenemos esa horquilla de 1000 a 1500 euros.

Hay que entender que el trabajo del acuchillado no solo incluye las horas del profesional o profesionales del suelo, sino también los materiales, las herramientas y, sobre todo, las máquinas de lijado, las cuales cuestan varios miles de euros.

En caso de que quieras acuchillar el parqué por tu cuenta, sin contar con las horas de trabajo, sería raro que pudieras hacerlo gastando menos de 300 o 400 euros ya que, sí o sí, deberás afrontar los siguientes gastos:

Continúa tras el anuncio
  • Barniz: entre 50 y 100 euros dependiendo de la cantidad (la cual depende a su vez del número de capas y la superficie).
  • Herramientas: entre 20 y 40 euros (martillo, destornilladores, material de limpieza, protecciones, etc.).
  • Lijas para las máquinas: entre 10 y 20 euros.
  • Alquiler de máquina de lijado: entre 50 y 100 euros por día y máquina.

Acuchillar el parqué en un piso de alquiler: quién debe pagarlo

A veces, puede pasar que haya daños en el parqué de un piso de alquiler, una circunstancia que además suele darse cuando el inquilino va a abandonar el piso. En ese punto cabe preguntarse: ¿puede el arrendador reclamarle al inquilino una indemnización por esos daños? ¿Es posible descontar de la fianza la reparación o acuchillado del parqué? Vamos a verlo.

Antes de nada recordamos que la LAU indica en su artículo 21.4 que el inquilino debe responder de esos pequeños desperfectos ocasionados mientras esté ocupando la vivienda.

Artículo 21 de la LAU – Conservación de la vivienda

Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda serán de cargo del arrendatario.

Ahora bien, ¿hasta qué punto debe el inquilino pagar la reparación del parqué? Se trata un poco del mismo dilema existente cuando hablamos de si hay que pintar el piso cuando termina el contrato de alquiler. Salvo que pacto expreso en el contrato, habrá que dirimir cuando un daño en el parqué es fruto de un mal uso por parte del inquilino o si simplemente es un desgaste natural producido por el paso del tiempo. De la misma manera, habrá que ver si ese daño en el parqué afecta a la habitabilidad de la vivienda y si requiere sí o sí de una reparación urgente.

Si el daño en el parqué es cosmético (no afecta a la función de la vivienda) y no ha sido causado por un uso negligente de la vivienda por parte del inquilino sino por el simple paso del tiempo, será el arrendador quien se responsabilice del mismo.

En cambio, si el daño en el parqué lo ha causado el arrendatario (por el roce de una silla de despacho, por una mascota de su propiedad, etc.) será este quién deba pagar la reclamación. En este punto es importante recalcar que el importe que el arrendador puede reclamar debe ser proporcional al daño: un metro cuadrado de parqué estropeado es solo un metro cuadrado, no todo el piso.

Continúa tras el anuncio
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios